Compartir

Trabajadora vegana del Reino Unido gana caso judicial contra ex jefe quien le restregara carne en la cara

Kady Reilly, una trabajadora vegana de la cadena de sándwiches de comida rápida Subway, ganó 13 mil euros en compensación en un tribunal laboral, después de que su gerente Himanshu Lahar le restregara carne en la cara y sirviera queso no vegano a clientes veganos.

En agosto de 2020, Miss Reilly comenzó a trabajar en Subway en una gasolinera en el área de Bridgeton en Glasgow, Escocia, pero poco después se quejó con RT Management Bridgeton Limited, propietaria de la franquicia, sobre el comportamiento de su jefe. Ella dijo que el Sr. Lahar había servido queso lácteo a clientes veganos cuando se quedaron sin queso vegano, dejó comida fuera, se negó a proporcionar instalaciones sanitarias y le restregaba la carne en la cara y le decía: «come como un hombre, camina como un toro». Sin embargo, cuando sus quejas fueron ignoradas, las denunció a Salud Ambiental y fue despedida poco después de que el consejo local investigara.

¿En qué se sustentó el caso?

Miss Reilly es una persona vegana que no utiliza ningún producto animal, educa a sus hijes como veganxs y participa en el activismo vegano no violento. En julio de 2022, el tribunal determinó que fue despedida en octubre de 2020 por hacer divulgaciones protegidas (denuncias) y que los comentarios de su jefe iban en contra de la Ley de Igualdad de 2010, ya que su veganismo constituye una creencia filosófica. En enero de 2020, el veganismo ético se convirtió en una creencia protegida en Gran Bretaña tras el éxito de un caso legal que inició Jordi Casamitjana, un zoológo vegano y escritor colaborador de Veganfta, y este caso reciente ha utilizado esta protección para argumentar a favor del denunciante.

La jueza laboral Claire McManus concluyó: “Estábamos satisfechos sobre la base de [su] evidencia de que su creencia en el veganismo perpetra su vida y es como vive su vida… [Ella] demostró que su práctica del veganismo es una creencia intrínseca a su sentido de identidad… Nos convenció que para [Miss Reilly], el veganismo es una creencia filosófica dentro del significado de la sección 10 de la Ley de Igualdad de 2010 y es una característica protegida para ella”.

Este caso es otro ejemplo de cómo la protección legal de los veganos éticos contra la discriminación, la victimización y el acoso en Gran Bretaña es real, y aquellos empleadores o proveedores de servicios que ignoren esto probablemente enfrenten consecuencias si son llevados a los tribunales.

Texto original de Jordi Casamitjana para Veganfta, lo pueden consultar aquí.

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías