Compartir

¿Quién está salvando a Ralph?

 

La polémica causada por la campaña de #SaveRalph que busca poner fin a las pruebas cosméticas con animales a nivel mundial y lanzada el pasado 12 de abril de 2021 por The Humane Society International, puso en el foco de atención a muchas de las más grandes marcas cosméticas que sí testean en animales o que lo evitan, pero carecen de la certificación oficial para probarlo. Algunas de éstas últimas publicaron en sus redes sociales cómo es que a pesar de NO contar con los sellos válidos de cruelty free (PETA, Leaping Bunny) sus prácticas de testeo no incluyen ningún conejo Ralph o alguna otra especie de “animal de laboratorio”.

En medio de la confusión me di a la tarea de despejar esta nube gris en torno al tema y para ello entrevisté a Antón Aguilar, director de Humane Society Internacional México (HSI); Nicole Valdevenito, directora de comunicaciones y asuntos corporativos de la ONG Te Protejo; Araceli Becerril, head de comunicación y responsabilidad social en L’Oréal México y a Susana Rivero, gerente de comunicación en Yves Rocher México; éstas últimas como dos de las marcas en controversia.

Las aristas de lo cruelty free

Con respecto al por qué varias compañías han salido a decir que son cruelty free sin estar certificadas, Nicole Valdevenito de Te protejo México, explica que quizás éstas lo afirmen por las siguientes razones:

  1. “No son ellas quienes conducen las pruebas en animales, sino terceros, sin embargo, esto no quiere decir que sean cruelty free.
  2. Están completamente seguras de que sus formulaciones finales no han pasado por análisis en animales, pero no siempre saben qué ocurre con los ingredientes.
  3. Venden en China, donde por ley se realizan pruebas en animales para comprobar la seguridad de los productos, las cuales son conducidas por organismos de ese país, no por las marcas en sí. Lo que NO quiere decir que sean cruelty free”.

Cortesía L’Oréal México

A este respecto, la representante de L’Oréal explica que aún cuando no todas sus marcas están certificadas como libres de crueldad y sólo algunas cuenten con sellos oficiales, no significa que sus productos recurran al testeo en animales. “L’Oréal no prueba ninguno de sus productos cosméticos ni ingredientes de ninguna de sus marcas en animales en ningún lugar del mundo y no admite excepción alguna a esta regla. Desde hace más de 40 años ninguno de nuestros productos del mercado masivo, profesional, dermocosmético o de lujo realiza pruebas en animales”, aclara Araceli.

 

Fuente: Yves Rocher MX

Por su parte, Susana Rivero de Yves Rocher aclara que si bien desde 1989 la marca fue pionera en detener la experimentación en animales para sus productos terminados, el tema de que los importen a China, bajo las regulaciones sobre la materia en este país, les ha traido como consecuencia el tener que eliminar sellos y certificaciones de toda su comunicación, no obstante asegura que este hecho no merma su “compromiso histórico” contra el sufrimiento animal. “Te confirmo y hago énfasis en que no realizamos pruebas con animales y estamos en contra de ello. Sin embargo, hasta ahora, las autoridades chinas decidieron de forma completamente unilateral probar algunos productos cosméticos, de cualquier marca, antes de que se comercialicen en su territorio. Yves Rocher ha optado por utilizar su presencia en ese país para mantener el contacto con las más altas autoridades chinas y convencerlas de la fiabilidad de los métodos alternativos que usamos”, asegura la vocera.

 

¿En México estamos salvando a Ralph?

En cuanto al recibimiento e impacto de la campaña de #SaveRalph que ha abierto el diálogo para cuestionar a las marcas por sus prácticas y a los compradores por nuestro consumo, Antón Aguilar de HSI insiste en que la experimentación con animales para elaborar cosméticos “es cruel e innecesaria”, pero desafortunadamente ha permeado en todo el mundo. No obstante, México está muy cerca de posicionarse como la primer nación norteamericana en prohibirlas y la número 41 a nivel mundial. Al día que escribo este texto, la comisión de salud de la cámara de diputados ha aprobado el dictamen para prohibir las pruebas en animales, sin embargo hizo modificaciones, por lo que debe regresar a la cámara de senadores y re-confirmarse, lo que sucederá en el otoño.

Antón explica que la iniciativa mexicana, “prohíbe las pruebas cosméticas en animales, así como la fabricación, importación o comercialización de cosméticos probados en animales provenientes de cualquier parte del mundo. Después de que la prohibición entre en vigor, la propuesta ofrece un plazo de dos años a la industria para realizar la transición”.

Cierto es que la empatía por el conejito Ralph ha abierto los ojos a muchas personas, en mis círculos sociales varios amigues comenzaron a preguntarme y consultarme si tal o cual producto/marca eran libres de crueldad u optaron por cambiar a unas que sí tuvieran la certificación. Este es uno de los objetivos de la campaña de #SaveRalph, el segundo, y quizás el más complicado, es lograr el compromiso de 16 países para que dejen de lado el testeo cosmético en animales. “Lo que viene ahora es lograr que las pruebas en animales sean prohibidas en los países señalados, que logremos legislar esta materia y con ello erradicarlas del mundo cosmético”, señala optimista el representante de HSI México.

 El tercer objetivo de la campaña es, por tanto, lograr que la industria cosmética por iniciativa propia rehúse la crueldad y se comprometa con el proceso de análisis en tiempo y pasos a seguir para la certificación. Okay, sí, pero mientras ¿cómo me aseguro que mis cosméticos sean cruelty free? Nicole recomienda recurrir a los sellos porque “lamentablemente es la única forma que tenemos hoy de confirmar que un producto es 100 por ciento libre de crueldad. Esto garantiza que tanto las formulaciones finales como los ingredientes también sean libres de pruebas en animales”, insiste.

 

¿Y qué ocurre si la marca se dice cruelty free, pero no tiene alguno de los sellos oficiales?

Fuente: Te Protejo MX

En esos casos podemos hacer dos cosas: la primera, como recomienda Nicole, es “buscar su nombre en los listados de las organizaciones certificadoras” y la segunda es investigar más a fondo los procesos a través de los cuales someten sus productos. Araceli Becerril explica que “L’Oréal trabaja con HSI y otros aliados en la ciencia de las pruebas sin animales a través de la iniciativa Animal Free Safety Assessment. También capacitamos, educamos y alentamos a autoridades competentes a adoptar métodos alternativos para probar cosméticos”. Así mismo, Susana Rivero hace hincapié en que los cosméticos de Yves Rocher “se prueban de manera oficial y documentada en CERCO (Instituto de Cosmiatria Francés) en donde a través de voluntarios y pruebas in vitro revisamos la eficacia de nuestros productos de manera dermatológica y oftálmica. Además de no hacer pruebas en animales, rechazamos cualquier materia prima que para su uso requiera de hacer dichas pruebas”.

Fuente: Te protejo MX

No obstante lo anterior hay que considerar un tema que me preguntan de forma recurrente, ¿y si mi cosmético salió hace 20 años y es el mismo al día de hoy, ya lo puedo considerar cruelty free? Nicole explica que no necesariamente, “que tal que la marca cambió algún ingrediente de ese labial y fue probado en animales, quizás cambió por completo la fórmula o quizás por regulación ha tenido que testear en animales. No podemos asumir que una marca es cruelty free solo porque lo afirma, lamentablemente hay muchas excepciones a considerar”, concluye.

Lo relevante de la controversia a partir de #SaveRalph y de todo lo que tienen qué ver con la liberación animal, es justamente lograr eso, cuestionarnos a nosotres, a nuestras tradiciones y formas de consumo, para que sea cual sea la decisión que tomemos, afecte lo menos posible a cualquier ser sintiente.

Debo cerrar este post aclarando que L’Oréal no es una marca de cosméticos veganos -aunque tiene productos que sí lo son- e Yves Rocher usa ingredientes a base vegetal, sin embargo utilizan cera de abeja en algunos de sus productos.

Go #CrueltyFree, #GoVegan

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *