Compartir

¿Por qué las bolsas «ecológicas» no lo son tanto?

 

Cada 3 de julio se conmemora el día mundial sin bolsas de plástico, y es un día para tomar conciencia de las repercusiones ambientales que conlleva el utilizar plástico de un solo uso, especialmente cuando se trata de transportar las compras.

De acuerdo a los datos del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, (PNUMA), al año una persona consume 280 y 300 bolsas de plástico, lo que constituye la principal fuente de contaminación tanto de lo océanos como de su flora y su fauna.

En la Ciudad de México, a partir del 1 de enero de 2020 se prohibió la comercialización, distribución y entrega de bolsas de plástico desechables, mientras que les hechas de materiales degradables o son durables como la tela, yute, rafia, plástico tejido o malla, están exentas de la prohibición, pero ¿las bolsas ecológicas son la opción?

 

¿Por qué las bolsas ecológicas no son tan ecológicas?

Las bolsas reutilizables están hechas de muchos materiales diferentes y de acuerdo a esto su impacto ambiental varía ampliamente.  De acuerdo a un estudio llevado a cabo en el Reino Unido, las bolsas de algodón son un ejemplo de esto ya que «deben reutilizarse 131 veces para tener un menor potencial de impacto sobre el calentamiento global que las bolsas de plástico común».

En una entrevista para Animal Político, Miguel Rivas, especialista de Greenpeace México, comentó que las bolsas clasificadas como «reutilizables», especialmente las de propileno verde que venden en supermercados «son de muy mala calidad, se van a romper muy rápido y van a ser más de lo mismo porque van a terminar en la basura. Las bolsas que se venden como ecológicos no son nada ecológicas”. 

Aunado a ese riesgo entra en juego el de la memoria humana, comúnmente sucede que se nos olvida cargar las bolsas a dónde vamos y terminemos haciendo más basura al comprar una bolsa ecológica para reemplazar la olvidada.

 

Entonces, ¡¿qué hago?!

La mejor bolsa ecológica es la que ya tienes y reutilizas una y otra vez. Algunas opciones para crear son las de DIY (do it yourself). Lorena, mejor conocida como Sustentofila, youtuber e influencer en temas de sustentabilidad, en una de sus creaciones recientes sobre este tema compartió una sencilla forma de  hacer una bolsa ecológica y para el mandado con una playera vieja de algodón. Así es, tomas tu prenda en cuestión, le cortas las mangas, que serán las asas, en la parte de abajo cortas unas pequeñas tiras a lo largo, las unes unas con otras amarrándolas, ¡y listo! Ya tienes tu bolsa ecológica.

Si quieres ver el video acá te dejo el link:

 

 

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías