Compartir

Madre japonesa crea crayones vegetales y ecológicos

 

Naoko Kimura, madre y fundadora de la empresa Mizuiro, creó recientemente unos crayones alternativos fabricados a partir de desechos vegetales y que son además ecológicos y sostenibles.

Kimura relata que la idea surgió al dejar su trabajo como diseñadora para pasar más tiempo con su hija y «al verla usar los crayones me preguntaba: siempre que los niños se interesan por algo, se lo llevan a la boca. Entonces, ¿por qué los crayones, algo tan cercano a la mayoría de los niños, no parecen tan seguros?».

Actualmente las marcas que fabrican crayones los hacen con cera de parafina (que contiene petróleo), la misma empresa Crayola, utiliza ácido esteárico, que se deriva del sebo o grasa de res, por lo que no son veganos  y en ningún caso son seguros para los niños si se los comen accidentalmente y tampoco son amigables con el medio ambiente pues miles de ellos terminan como desecho en los basureros.

Crayones de desechos vegetales

Kimura comenzó a hacer crayones más seguros para su hija, y este proyecto se convirtió en una iniciativa ecológica y sin desperdicios, porque utiliza los desechos de la industria de agricultura vegetal de su región.

A diferencia de los tradicionales, los crayones vegetales están hechos de una cera sólida de salvado de arroz y aceite de salvado de arroz líquido, los cuales son subproductos del proceso de pulido del arroz en Japón. Para agregar color a los crayones, Mizuiro usa residuos de vegetales como:

  • Las hojas exteriores de la col descartadas durante la cosecha.
  • La piel exterior del ñame chino que se quita durante el procesamiento.
  • Trozos irregulares de maíz que de otra manera se descartarían
  • Cáscaras de manzana que se pelan y desechan durante el procesamiento de chips de manzana
  • Cáscaras de grosella negra sobrantes del jugo
  • Trozos irregulares de boniato
  • Carbón de bambú de calidad alimentaria

 

El proceso de fabricación

De acuerdo a lo que se explica la nota informativa publicada en en VegNews, este tipo de desperdicio de comida se tritura en polvo vegetal para colorear los crayones. El ochenta por ciento de las verduras que la empresa utiliza como ingredientes de crayones se cultivan y producen localmente en Japón.

Para obtener un color adicional, Mizuiro utiliza colorantes alimenticios certificados como aditivos seguros, pero este colorante es menos de un tercio de los pigmentos utilizados en los crayones normales. Los colores de los crayones para vegetales reflejan las verduras que se usaron para hacerlos y se nombran en consecuencia. En lugar de nombres de colores estándar como amarillo y verde, Mizuiro usa nombres como repollo y zanahoria.

El uso de verduras reales de Mizuiro también tiene como objetivo ayudar a los niños a desarrollar más su interés y amor por las verduras a medida que interactúan con ellas y las huelen, porque cada crayón tiene un aroma suave de la verdura con la que está hechos.

 

¿Están certificados?

Finalmente y para dar más confianza a las madres y padres que como Kimura se preocupa de lo que sus pequeñines se llevan a la boca, estos crayones vegetales cuentan con la certificación del estándar europeo de seguridad de juguetes, considerado el estándar de seguridad de juguetes más estricto del mundo.

 

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías