Compartir

Una dieta vegetal reduce en un 84% los bochornos durante la menopausia: estudio

Según un nuevo estudio publicado en la revista Menopause por la North American Menopause Society encontró que durante la menopausia, una dieta basada en plantas que incluye una porción diaria de soya entera, puede reducir los bochornos moderados a severos en un 84 por ciento.

El estudio de 12 semanas, llamado Estudio de mujeres para el alivio de los síntomas vasomotores (WAVS), muestra que los cambios en la dieta pueden ser muy efectivos para tratar los síntomas vasomotores: sudores nocturnos, sofocos y bochornos.

 

¿En qué consistió el estudio?

El equipo de investigación, dirigido por Neal Barnard, MD probó en treinta y ocho mujeres posmenopáusicas que informaron dos o más bochornos por día y fueron asignadas al azar a un grupo de intervención, unas bajo la dieta vegetal baja en grasas más ½ taza de frijoles de soya añadidos a una comida todos los días y otras sin cambio en su dieta.

Durante 12 semanas la frecuencia y la gravedad de los bochornos se registraron mediante una aplicación móvil y los síntomas vasomotores, psicosociales, físicos y sexuales se evaluaron mediante un cuestionario. A cada participante se le entregó una báscula digital de autocalibración para rastrear el peso corporal, una aplicación móvil para rastrear los sofocos en tiempo real y un Instant Pot para preparar soja en casa. Cada semana, el grupo se reunía con el equipo de investigación a través de Zoom.

Los resultados

Entre las participantes que siguieron la dieta a base de plantas, los sofocos densos disminuyeron en casi un 80 por ciento y los sofocos moderados a severos disminuyeron en un 84 por ciento.

Al final del estudio, casi el 60 por ciento de los participantes que siguieron la dieta a base de plantas informaron haberse liberado totalmente de los bochornos moderados y severos. El grupo que no tuvo un cambio en la dieta no informó un cambio en esta variable. Muchos participantes del estudio también informaron mejoras en los síntomas sexuales, el estado de ánimo y la energía en general.

«Este es un cambio de juego para las mujeres de 45 años o más, la mayoría de las cuales ahora sabemos que pueden obtener un alivio inmediato de los síntomas de la menopausia más graves y preocupantes sin medicamentos», dijo Barnard.

La soya y la menopausia

Estudios anteriores han demostrado que la soja podría ser beneficiosa. Al final de este estudio, la mayoría de las mujeres con una dieta a base de plantas y rica en soja informaron que ya no experimentaron bochornos de moderados a extremos y que experimentaron mejoras significativas en su calidad de vida.

«Esto fue básicamente un salvavidas para mí», dijo un participante del estudio. «He recuperado mi calidad de vida». Y otra dijo: “Antes de pasar a cualquier tipo de medicación, probaría esta ruta, porque es fácil. Cualquiera puede hacerlo «.

 

Texto original en VegNews.

 

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías