Compartir

Por primera vez en sus tres años de nuestra vida juntas y después de una pandemia que no termina por calmarse, ¡Quinoa y yo nos fuimos de vacaciones! Hacía ya tiempo que deseaba llevarla a conocer el mar, me emocionaba mucho imaginarme su expresión y cómo ella reaccionaría al encuentro con esa inmensidad de agua, el cual fue súper natural y lo amó.

En la búsqueda por encontrar una playa pet friendly me di cuenta que muchas no lo son, quizás no tanto el destino como los lugares de hospedaje. Pienso que cada vez hay una demanda mayor por encontrar sitios donde nos acepten con cría peluda, así que todos los prestadores de servicios turísticos deberían considerar abrir áreas pet friendly, así como se las facilitan a los fumadores, ¿no creen? En fin, la playa elegida fue Troncones, Guerrero y hacia allá proyectamos nuestro viaje.

 

Las atracciones en la primera parada

La abuelita de Quinoa, es decir mi progenitora y yo planeamos un viaje familiar para pasarnos año nuevo en esta playa concurrida por extranjeros en la búsqueda de una buena aventura de surfeo. Antes de esta festividad debíamos hacer una escala navideña en la ciudad de Irapuato, donde vive una de mis tías con quien celebraríamos dicha fiesta invernal. A mi me resultó muy conveniente el plan porque en León, Guanajuato, y a una hora de la ciudad familiar, está Perro Parque, como lo dice su nombre es un lugar de recreación pensado para los perrhijes y dónde desde que lo inauguró Cesar Millan en 2018, estaba con la intención de llevar a Quinoa.

Así que diseñamos nuestro recorrido vacacional e hicimos la primera parada para pasar la Navidad en Irapuato, dónde, dicho sea de paso, se encuentra el Parque Irekua, el cuál no es exclusivo para perrines ni los puedes traer sin correa, sin embargo, sí se les permite el acceso, no cobran por su entrada y está ideal para dar una buena caminata en su compañía hasta que se cansen.

 

¿Vegan y pet friendly?

En cada ciudad que visito activo la aplicación de Happy Cow para conocer qué tan vegan friendly -o no- son dichos destinos y déjenme decirles que, en algunas como Chihuahua e Irapuato sencillamente no hay opciones. Estas vacaciones pude darme cuenta que ninguna de las dos son un destino muy apto para quienes practicamos el veganismo, no hay restaurantes pensados en nosotres y las alternativas son escazas. Si bien en la segunda cuentan con un centro comercial HEB, el cuál es conocido por tener vastas opciones veganas, en la sucursal irapuatense no vi más novedades de las que puedo encontrar en cualquier súper moreliano.

Mi sugerencia para les viajantes veganes o en transición es que carguen con sus itacates (Ejemplo: yo me llevo mi avena, mi leche de planta, frijoles enlatados, algunas nueces, etc.), especialmente si es a un destino que visitan por primera vez, claro que en todas partes hay mercados, tienditas o centros comerciales, sin embargo, también hay imprevistos para acceder al alimento no animal.

Un punto importante es que no porque el destino sea pet fiendly, las otras personas visitantes lo serán. Hay que estar siempre pendientes de elles, de su lenguaje corporal, sus estados de ánimo y su interacción con otras personas. Me sucedió que la madre de una adolescente me reclamó que Quinoa le ladrara a su hija, cuando fue la chica quien estaba trasgrediendo el espacio personal de la perra. Con esto les quiero decir, en ningún momento asuman que toda la gente es sensible a la personalidad de los perrhijes, hay quienes no conciben que el animal no humano tiene agencia, límites y decisión.

 

Mis recomendaciones de viaje con perrhija: 

  • Si viajan en automóvil, usa el cinturón de seguridad especial para canes o asegura la transportadora, la seguridad de todes debe ser la prioridad esencial.
  • Evita darle de comer 8 horas mínimo antes de realizar el trayecto y si es posible, es mejor que viajen en ayunas para evitar alguna fatalidad intestinal.
  • Haz tu maleta y la de tu perrhije con tiempo, evitarás olvidos.
  • El día del viaje dales un paseo temprano para que hagan pipi y popo y no lleven cargamentos.
  • Haz las paradas necesarias para que hagan sus necesidades.
  • Lleva un botiquín para animal humano y no humano.
  • Si tu perrhije tiene alguna alergia o padecimiento específico, consulta y ubica las veterinarias cercanas a tu destino.

Otra cosa que debemos tomar en cuenta antes de visitar algún destino con los perrhijes o gathijes es el tema de la pirotecnia, la verdad es que es uno que nos preocupa (y ocupa) a quienes compartimos la vida con animales de compañía que son sensibles a ésta, porque les afecta muchísimo, no solo les asusta, físicamente les perjudica y es algo qué prever para viajes futuros, especialmente si los hacen dentro de alguna festividad.

Disfruten mucho las vacaciones, son oportunidad de descubrimiento mutuo de reforzar los lazos de empatía entre ustedes, y de creación de recuerdos y momentos especiales con tu amor peludx.

#GoVegan

 

 

 

Categories:

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Categorías