Compartir

Dietas de carne y lácteos aumentan 12% el riesgo de cáncer de mama: estudio

 

Haz chequeos en tus senos.

Un reciente estudio donde participaron más de 300 mil mujeres encontró que las dietas ricas en carne, lácteos y azúcar procesada aumentaron el riesgo relativo de cáncer de mama hasta en un 12 por ciento.

 

La investigación conjunta realizada por el Instituto Catalán de Oncología, la Organización Mundial de la Salud y el Imperial College de Londres encontró que los alimentos que causan inflamación, una respuesta al estrés en el cuerpo, estaban relacionados con un mayor riesgo de cáncer. Las dietas que incluían más alimentos integrales y productos agrícolas se relacionaron con un menor riesgo.

 

Propiedades inflamatorias y aumento en el riesgo de cáncer

Las más de 300 mil mujeres (318, 686) participantes tuvieron un seguimiento de 14 años en un europeo sobre nutrición y riesgo de cáncer. Los investigadores revisaron estos datos y determinaron la dieta típica de las participantes pidiéndoles que completaran encuestas de frecuencia alimentaria durante un año. Luego clasificaron qué tan inflamatoria era la dieta según la frecuencia con la que incluía ciertos alimentos.

Las dietas ricas en carne, mantequilla, margarina, aceites para freír y azúcar procesada se marcaron como inflamatorias. Los investigadores determinaron que las participantes que consumieron los alimentos más inflamatorios aumentaron su riesgo relativo de cáncer de mama en más del 12 por ciento.

La inflamación crónica es la precursora de muchas enfermedades graves como la diabetes, las enfermedades cardíacas y el cáncer.

 

Alimentos vs nutrientes

En lugar de concentrarse en un nutriente específico este estudio analizó los patrones dietéticos. El objetivo no era crear miedo en torno a los nutrientes individuales, sino dirigir la conversación hacia un cambio de hábitos.

Carlota Castro-Espin, autora del estudio y becaria predoctoral en el Instituto Catalán de Oncología y el Instituto de Investigaciones Biomédicas de Bellvitge en Barcelona, España, dijo en un comunicado de prensa:

«Las personas consumen alimentos, no nutrientes, por lo que examinar los patrones dietéticos generales, en lugar de componentes individuales de las dietas, puede llevar a conclusiones más precisas al analizar las asociaciones con un resultado de salud como el cáncer de mama». 

 

Go vegan

Las dietas a base de plantas se han relacionado con la disminución del riesgo de cáncer, así como con la disminución de los niveles de inflamación. Los investigadores señalan el alto contenido de antioxidantes de las frutas y verduras para explicar las propiedades antiinflamatorias de los alimentos integrales de origen vegetal.

Los alimentos antiinflamatorios ayudan a prevenir el daño celular al proporcionar nutrientes que el cuerpo puede usar para protegerse y repararse. Estos incluyen vitaminas, minerales y fibra, pero también nutrientes de origen vegetal llamados polifenoles.

En comparación con la dieta estadounidense estándar (SAD) rica en productos animales, una dieta completa a base de plantas contiene 64 veces la cantidad de antioxidantes que combaten la inflamación.

 

 

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías