Crianza vegana: bebés y niñes, ¿es posible?

 

En 2009 la Asociación Americana de Dietética (ADA) emitió su postura sobre las dietas basadas en plantas, ésta versa así:

“Las dietas vegetarianas debidamente planificadas, incluidas las dietas totalmente vegetarianas o veganas, son saludables, nutricionalmente adecuadas y pueden proporcionar beneficios para la salud en la prevención y el tratamiento de ciertas enfermedades. Las dietas vegetarianas bien planificadas son apropiadas para las personas durante todas las etapas del ciclo de vida, incluido el embarazo, la lactancia, la infancia, la niñez y la adolescencia, y para los atletas. Una dieta vegetariana se define como aquella que no incluye carne (incluyendo aves) o mariscos, o productos que contengan esos alimentos” (Craig, Reed, ADA, 2009:1).

Okay y ¿qué es exactamente una dieta basada en plantas?

De acuerdo con la nutrióloga Paulina Rul Rocha, éstas son “un estilo de alimentación en donde se consumen únicamente alimentos de origen vegetal y de preferencia no aquellos que sean procesados o refinados. En ellas hay gran variedad de alimentos, todo tipo de frutas, verduras, leguminosas, cereales, nueves y semillas, así como grasas saludables”.

Hoy en día existen innumerables investigaciones y publicaciones científicas que sustentan la viabilidad de este tipo de alimentación para el ser humano, sin importar su edad o padecimientos, siempre y cuando se lleve adecuadamente (aunque toda dieta omnívora si no se lleva correctamente también puede causar estragos).

No obstante, particularmente la dieta vegana despierta mucha preocupación y preguntas entre las madres y padres dado que la salud de sus hijes está de por medio, sin embargo, Jessica Gonzáles Castro, gerenta de campaña de Million Dollar Vegan en México recomienda a las mamás “buscar la ayuda de una persona nutrióloga que esté a favor de una alimentación basada en plantas. El Dr. Michael Greger tiene valiosa información en su pagina web https://nutritionfacts.org/es/ acerca del embarazo. También pueden leer alguno de los muchos libros que hay sobre el tema y acercarse a otras mamás que ya pasaron por la misma experiencia”.

 

Beneficios a tu salud y la de tus hijes

Actualmente ya existen varias nutriólogas y nutriólogos especialistas en las dietas basadas en plantas que pudieran ayudarte en el proceso de gestación y crecimiento de tu bebe o niñe, pues otro de los beneficios que señala el estudio de la ADA es que los resultados de sus análisis sugieren que las dietas vegetarianas pueden ser nutricionalmente adecuadas durante el embarazo y pueden conducir a un resultado positivo en el parto.

A este respecto Jessica agrega que “seguir una dieta rica en plantas durante el embarazo puede proteger contra el desarrollo de preeclampsia y la obesidad pre gravídica, y minimizar la exposición a agentes genotóxicos. También puede proteger de la aparición de enfermedades pediátricas, como la sibilancia pediátrica, la diabetes, los defectos del tubo neural, las hendiduras orofaciales y algunas hendiduras orofaciales y algunos tumores pediátricos”.

 

Niñes y mamás veganes por les animales

Además de los beneficios a la salud de la madre y su bebé está el impacto que una decisión así trae para les animales que son cruelmente explotados, esclavizados y violentados en las granjas industriales, donde la cosificación de las hembras es normalizada, así como la separación de madres e hijes al nacer.

 “La empatía natural de las personas pequeñas por los animales es algo totalmente innato. Criar desde el amor y respeto hacia todas las especies del planeta es fundamental en la construcción de infancias que no discriminen a otros seres basándose en características irrelevantes como es el género, especie, color de piel. Es importante educar a las personas pequeñas sobre el origen real de estos productos y sobre cómo sus elecciones impactan también la vida de otros seres, del medio ambiente e incluso de otras personas”.

La alimentación que se le inculca a les hijes está basada en la cultura y en la tradición, las cuelas muchas veces no nos detenemos a cuestionarlas o analizarlas, por eso es muy común que en los contextos omnívoros y con ideología carnista (en otro post les explico qué es) se tiende a mitificar, descalificar y enjuiciar negativamente a las dietas basadas en plantas, sin embargo poco se cuestiona la otra cara de la moneda, el daño animal, a la salud y ambiental que las dietas basadas en animales conllevan.

 “Es necesario derribar el mito de que para tener un embarazo y bebés saludables hay que consumir productos animales. Hay más riesgos de contraer enfermedades consumiendo carne o incluso vida marina por el cómo se producen con las bacterias que tienen y los antibióticos. Leer sobre nutrición y acercarse a nutricionistas que tengan conocimiento sobre alimentaciones basadas en plantas será lo mejor que pueden hacer”, concluye Jessica.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *