Mucho me pasa que cuando invito a amigos a comer a mi casa se ofrecen a traer el postre, ese por supuesto saben que debe ser vegano y por la misma razón que consideran que el huevo y el pescado lo es (realmente no tengo idea) también sucede con la gelatina, que entre otros muchos productos jamás sospecharías que contienen derivados de algún animal.