Compartir

18 por ciento más riesgo de enfermedad coronaria por consumo de carne: estudio de Universidad de Oxford

 

El estudio de cohorte de la Universidad de Oxford de 1.4 millones de personas encontró que el consumo de carne procesada aumenta el riesgo de enfermedad coronaria en un 18 por ciento.

Comer carne procesada puede aumentar el riesgo de enfermedad coronaria en un 18 por ciento, según un nuevo estudio publicado en la revista Critical Reviews in Food Science and Nutrition. El estudio, realizado por investigadores del Departamento de Salud de la Población de la Universidad de Oxford, es la revisión sistemática más grande de la evidencia prospectiva hasta la fecha.

 

¿Como se hizo el estudio?

Incluyó 13 estudios en los que participaron más de 1.4 millones de personas. Los participantes de los estudios, la mayoría de los cuales eran adultos caucásicos que vivían en Europa o Estados Unidos, completaron evaluaciones dietéticas detalladas y se realizó un seguimiento de su salud durante un período de hasta 30 años.

La enfermedad coronaria es causada por el estrechamiento de las arterias que suministran sangre al corazón. La enfermedad cobra casi nueve millones de vidas cada año y es la principal causa de muerte en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud.

 

El vínculo de la carne con las enfermedades cardíacas

El análisis del estudio indicó que el consumo diario de solo 50 gramos de carne procesada, como tocino, jamón y salchichas, aumenta el riesgo de enfermedad coronaria en un 18 por ciento. Una ingesta de 50 gramos de carne roja sin procesar, como la de res, cordero o cerdo, aumenta ese riesgo en un 9 por ciento.

Sin embargo, el estudio no encontró un vínculo claro entre comer pollo y pavo y un mayor riesgo de enfermedad coronaria.

Los autores del estudio dicen que los hallazgos indican que un alto consumo de carne podría aumentar el riesgo de enfermedad coronaria debido a su alto contenido de grasas saturadas y, para la carne procesada, su alto contenido de sodio. Ya existe evidencia sustancial de que una ingesta elevada de grasas saturadas eleva el colesterol LDL y que el consumo elevado de sodio eleva la presión arterial, factores de riesgo para las enfermedades cardíacas.

«La carne roja y procesada se ha relacionado constantemente con el cáncer de intestino y nuestros hallazgos sugieren un papel adicional en la enfermedad cardíaca», dijo la coautora principal del estudio, Keren Papier, a la Universidad de Oxford. «Por lo tanto, las recomendaciones actuales para limitar el consumo de carne roja y procesada también pueden ayudar con la prevención de la enfermedad coronaria».

 

 

Texto traducido de VegNews.

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *